La Zona.

Usa la imaginación. No la fuerza de voluntad.

Porque cuando usas ésta última des-sincronizada de tu conexión y compromiso con la imaginación, estás dando por supuesto que hay oposición y que el resultado más probable será que no conseguirás vencer esta oposición. Como dice Dyer: “Hágalo o no lo haga, pero no lo intente.”

O sea, hazlo cuando lo veas por el camino de la imaginación.

Puedes evitar el conflicto u oposición entre tus deseos y tu imaginación entrando en un estado de soñolencia, entrando en el estado hipnagógico o zona crepuscular, el estado de ondas cerebrales conocido como alpha, tu zona de curación y creación, en la que podrás tocar y materializar las imágenes de tus deseos. En este estado, el esfuerzo se reduce al mínimo.

En cambio, fuera de este estado, la tensión del esfuerzo fomenta la oposición.

Mientras que el esfuerzo alineado y enfocado en alpha, se siente como flujo y certeza, con lo que deja de sentirse como esfuerzo en tensión. Hacemos las cosas hacia en lugar de hacerlas en oposición a.

Cuando hacemos las cosas orientados hacia, ponemos amor y confianza y alegría. Cuando las hacemos en oposición a, ponemos rabia e individualismo. Y dejamos de estar sincronizados y dejamos de estar alineados, con nosotros y con el resto del que necesitamos colaboración y ayuda.

Como dice Paolo Coelo en “El alquimista”: “Cuando te comprometes con algo, el Universo entero se confabula”

Próximamente Conferencia y Workshop de ¡Sincroniza tu Vida!

1er Capítulo de ¡Sincroniza tu Vida!
http://issuu.com/horuseditorial/docs/sincroniza_tu_vida__1_?

CV de la autora y sinopsis del libro
http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/juna-albert_950.html
http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/juna-albert/950/libro/sincroniza-tu-vida_2256

Video promocional de ¡Sincroniza tu Vida!
http://www.youtube.com/watch?v=uEtSWf4Zm5U&feature=g-upl

Anuncios

Los comentarios están cerrados.